sábado, 27 de octubre de 2018

Rastreador - Chapter # 19

EPISODIO # 19

Hiwatari Kai: el chico que encuentra a todos


Previamente…

El chico bajó las escaleras hasta la entrada principal de la casa, su sorpresa fue grande al abrir la puerta….
- Lamento venir sin avisar – se disculpó el inesperado invitado – pero Max, tenemos que hablar y necesito que me escuches – pidió – 
- ¿Rei? ¿Qué ocurre? – preguntaba algo sorprendido aún - ¿pasó algo grave? – 
- No, pero si extraño – dijo mientras tomaba un respiro – no podía esperar a que contestaras, lo siento – 
- Descuida, pasa – dijo el chico – realmente necesitamos hablar – admitió – 
________________________________________





Doyo Kinomiya,  Noviembre 6 de 2005 

8:23 am

Hitoshi había estado algo histérico luego del accidente con Kyo, así que hasta esa mañana todos estaban descansando del eterno y repetitivo sermón de tener y cuidado y creerse el valiente en la casa. Tatsuya no le había tomado demasiada importancia al asunto, pues a su juicio el jefe es una persona de fiar y si no fuera así hubiera intentado hacer algo en el momento que cruzó miradas con Kai.

Lo que era algo curioso, era que este chico con todo y su habilidad de rastreo no se dio cuenta de la inesperada visita y fue tomado por sorpresa, algo por lo que fue regañado por Hitoshi en su euforia por lo ocurrido, igual no le prestó atención…

- Sabes muy bien, que no puedo controlarlo a veces – replicó el chico – te lo dije para que no me molestaras –
- De acuerdo – dijo seco el joven cruzando los brazos – con más razón no saldrás de la casa – sentenció –

- Eso no lo decides tú – dijo Kai molesto mientras se levantaba ya cansado del sermón –

Daichi se fue tras él, no dijo una palabra pero lo siguió hasta que se perdieron de la vista del mayor…

- Podemos pensar en algo – dijo el pequeño para cortar el silencio – sé que muchos te deben odiar ahora, pero eso no es como para que te encierren –
- A este paso, no sé qué debería pensar de todo esto – dijo algo pensativo – ese idiota no aparece para hacerle más peso al problema – agregó algo pensativo mientras entraba a su habitación y miraba un cuaderno en el suelo – desde que salí del hospital no puedo localizar a nadie sin perderme – decía mientras lo recogía – y ahora resulta que tú también puedes hacer algo especial –
- Yo también tengo mis méritos – dijo Daichi con una pose de total orgullo – y me he esforzado tanto como todos –
- No creo que sea un tema de esfuerzo – comentó algo serio – quizás sea cercanía o empatía – completó mientras miraba algunas notas que había escrito – la habilidad depende del corazón de cada quien, así que puede decirse que surgen del deseo más preciado –
- Eso sonó interesante – comentó el pequeño – a todo esto ¿cuál es tu deseo? –
- Quien sabe – dijo serio mientras dejaba el cuaderno – ¿vas a decirle al abuelo? – preguntó desviando el tema –
- Supongo, no estaría bien que lo ocultara cuando es un secreto a voces –
- Entonces ve y dile – dio un suspiro algo cansado mientras enfocaba su vista en la ventana –
- Bien, pero acompáñame – pidió el chico –
- Ve tú solo –
- No quiero –
- ¿Es en serio? – replicó algo molesto Kai –

El pequeño asintió algo risueño mientras notaba como su compañero no tenía intenciones de cambiar de idea…

- A menos que tengas algo qué hacer – decía –
- Si, lo tengo – respondió serio – y lo voy a hacer ahora –

No teniendo más alternativa el chico salió de la habitación resignado a dar la cara y explicar que había sido admitido al grupo de los raros, como curiosa y burlonamente él mismo los llamaba….

- Esto debe ser el karma… - suspiró mientras bajaba y se acordaba de sus bromas hacia Kai cuando supo de su habilidad – estaba alardeando con él pero no me esperé tener algo especial… - agregó en susurros –
- ¿Kai está arriba? – preguntó Tatsuya al ver al chico –
- Si, dijo que estaría ocupado – respondió –
- No quiere hablar con nadie – comentó el mayor –

El asintió y siguió su camino…

Estando en su habitual soledad, el chico comenzó a ojear el cuaderno, desde su última crisis comenzó a escribir notas o ideas que surgían de todo lo que había pasado desde que su habilidad quedó al descubierto en la familia Kinomiya, siempre la había manejado con cierta facilidad pero después de todo el problema de la BBA sentía que había perdido su propia estabilidad emocional; no lo iba a admitir pero el rechazo tan directo de sus compañeros lo había afectado al punto de sentirse abatido y fuera de lugar… por esa razón los buscó para intentar aclarar las cosas, pero el resultado fue peor y ni qué decir de su casa; fue sacado como un perro… pero no entendía la razón de ello…

Sabía que su abuelo no gustaba mucho de él porque en un momento de rabia le escupió que era igual a aquella mujerzuela…. La sola idea de verle la cara le dañaba el día, y  por eso siempre trató de sobresalir en todo lo que podía y así mitigar la ira del único pariente que lo cuidaba. Siempre tuvo curiosidad por saber cómo serían sus padres en la actualidad y por qué habían permitido que aquel hombre  lo maltratara por tantos años… tocando levemente su mejilla recordaba las bofetadas que recibió cuando sus actos no llenaban las expectativas de aquel hombre frío y calculador…

Se había cansado de llorar por todo eso y se volvió hermético a las relaciones, no por orgullo sino por miedo, no quería que nadie más lo atacara de esa forma que su abuelo lo hacía y sin embargo ahora, todos querían hacerlo… por eso le dolía toda lo situación pero no se permitía explotar dejándose llevar por las emociones; mismas que solo dejaba salir desde que conoció a los viejos Beybreakers con las ocurrencias de Takao.

Y ahora que su primer apoyo estaba perdido se sentía algo extraño y por ello escribía tantas cosas de su habilidad ahí; quería desahogar todo lo que le partía el alma al menos con una hoja… no podía dejar que su apatía lo hiciera perder el control de algo que ya manejaba por completo sin contar con esa curiosa e infantil ilusión de poder ayudar a Takao a volver si él lograba localizarlo…
………………………………………

Sala de reuniones de la BBA,  10:42 am

Max y Rei habían aclarado muchas cosas, y también admitido que sus vidas cambiaron de golpe… entre los dos lograron controlar un poco las nuevas sensaciones de sus poderes, el reto todavía no terminaba para ellos…

- No sabía que estuvieran aquí – dijo Kyo entrando a la sala con varias carpetas –
- Vinimos a entrenar – dijo Max –
- ¿Entrenar? – preguntó el chico – la sala para eso está más arriba –
- Jefe – dijo Rei – todavía no empezamos  -
- Están algo extraños…. – pensó el jefe – supongo que será por todo lo que ha pasado… - agregó pero a la vez detuvo sus pensamientos, Rei lo estaba mirando algo serio - ¿pasa algo? –
- Te diste cuenta que estamos algo raros – dijo Rei algo risueño –
- ¡¿Qué?! – exclamó asustado – pero no he dicho nada –
- En realidad estábamos pensando cómo hablar contigo – dijo Max algo serio –
- ¿Conmigo? – se preguntó algo nervioso – no me digan que quieren irse también… - pensó algo triste –
- No nos queremos ir, Kyo – dijo Rei – queremos decirte que…. – dudó antes de seguir - ¿Recuerdas nuestro viaje y la historia de las bestias bit? –

La mente del jefe se fue a ese momento donde escucharon una increíble historia sobre sus bestias bit….

- Claro que lo recuerdo – sonrió entusiasmado –
- Bueno, lo que  vas a escuchar tiene que ver con eso – dijo Max mientras se le acercaba y le mostraba una pequeña burbuja que flotaba en su mano –
- ¿Cómo puede estar flotando? – preguntó el jefe sorprendido – acaso…. –
- Sí, la historia se hizo realidad – dijo Rei mientras tocaba la burbuja la cual se mantenía intacta –
- Entonces si Max puede hacer eso…. – decía perplejo –
- ¿Por qué crees que supe qué pensabas? –
- ¡Ah! – exclamó – es demasiada información junta – dijo tocando sus sienes – chicos acabo de cerrar la nueva programación, perdonen pero,  solo no lo esperaba –
- Descuida, antes tuviste una reacción muy normal – dijo Rei –
- Supongo, ustedes pueden hacer cosas grandiosas – dijo el jefe algo sonriente –
- Tu eres un genio también – dijo Max - ¿qué sería de nosotros sin ti? –
- Pero la verdad hay algo que me preocupa – dijo Rei algo serio –
- ¿Algo malo sobre sus habilidades? – preguntó Kyo –
- No, me refiero a que si nosotros dos despertamos una, es posible que los demás también, y eso incluye a Kai – agregó algo molesto apretando el puño –
- Tiene razón,  si nos hizo daño siendo solo él, no imagino que pasará si realmente logra despertar alguna – comentó  Max –
- Bueno, eso no sabría decirlo – dijo Kyo algo – pero su bestia bit se fragmento no hace mucho tiempo, es posible que no despierte algún poder tan rápido –
- También lo pensamos – dijo Max – pero Kai al igual que Takao es alguien que sobrepasa sus límites –
- Entonces ¿debemos hacer algo con eso? – indagó el jefe –
- Obvio, pero hay que encontrarlo – dijo Rei cruzando los brazos – Kyo, ¿puedes ir a la casa de Takao y preguntar por él? – pidió el chico – lleva mucho tiempo en ese viaje y quizás Kai aproveche eso para aparecer de nuevo -
- Por supuesto – dijo enseguida – de hecho quiero saber cuándo volverá para hacerle los ajustes a su blade que estropeó hace poco – mintió – y creo que ustedes también deben hacer ajustes –

Los chicos sonrieron de forma nerviosa sacando sus blades algo rotos….

- ¡Lo sabía! – repuso muy serio Kyo – ay  chicos no pueden ser más suaves cuando entrenan, ese prototipo no estaba listo, ahora hay que hacerlo de nuevo –
- Lo sentimos – dijo Max algo apenado –
- En fin, manos a la obra – dijo el chico mientras guardaba las carpetas y tomaba los blades, nos vamos a la sala técnica – dijo serio –

Rei y compañía asintieron algo tensos y caminaron detrás de su jefe de logística…. Por su parte Kyo evitó cualquier pensamiento sobre Takao y los demás… ahora los problemas eran más grandes….

Casa Kinomiya, Noviembre 7, 8:49 am

- Hoy también tendré la dicha de tenerte como mi discípulo – decía el abuelo mientras veía entrar a Kai al doyo –
- Si no le molesta – dijo el chico algo tranquilo mientras le miraba – hoy tiene estudiantes –
- Descuida, podrías ayudarme a darles algunos ejemplos de combate – dijo sonriente el mayor – has aprendido más que Takao en solo unas semanas – añadió mientras le pasaba una espada de madera –
- Está bien – respondió recibiendo el artefacto –
- No te preocupes no seré muy rudo – dijo el mayor poniéndose en guardia –
- La idea es que parezca real – dijo el chico imitándolo –
- Como quieras, después no te quejes – dijo el mayor más animado y comenzando a explicar a sus estudiantes el fin de la actividad que haría con el joven –

Kai llevaba algunas semanas practicando kendo, sin ninguna razón en específico le pidió al abuelo Kinomiya y cuando amanecía con ganas bajaba al doyo a seguir al mayor… y al parecer comenzaba a agradarle aquella rutina pero se guardaría para él su pequeña felicidad…

El pequeño Daichi se levantaba después de 9:00 am, así que aprovechaba el rato luego del entrenamiento para descansar y escribir más en su improvisado diario, como no podía salir prefería quedarse arriba para no ver a nadie por un rato, salvo las ocasiones que Tatsuya subía para llevarle algo de comida o libros para que no se aburriera….había aceptado su encierro y su prohibición de no salir; no tenía opción y su cuerpo no le ayudaba…

Tras escribir y acabarse todo el cuaderno, sintió algo de alivio consigo mismo y recordó de golpe muchas cosas que había vivido en los últimos tres años con el grupo; reacio a crear lazos, éstos se crearon solos y luego no pudo cortarlos por más que lo intentara, ahora ya nadie quería verlo…querían hundirlo… la opresión naciente en su pecho lo desconcertaba un poco, pero no le impidió relajarse un poco y dejarse llevar por aquel torrente de emociones que lo envolvían sutilmente.

En su caso, las emociones eran complicadas e indescriptibles, su propia inseguridad no le dejaba pensar claramente acerca de lo que quería hacer con su vida, estaba siendo educado para manejar un emporio, pero ahora que eso se había ido se dio cuenta que nunca había pensado en algo que le gustara aparte de ser beyluchador. Su corazón seguía descargando imágenes bruscamente pero en su terquedad las acomodaba con la misma rapidez que aparecía….

- Por ustedes fue que apareció esta extraña brújula,  - se decía en susurros – ahora por ustedes, y por mi bien debe seguir girando – se dijo con un tono muy decidido mientras abría los ojos y un mapa solo visible para él comenzaba a formarse mostrando lugares, personas, nombres y secuencias que saltaban precipitadamente pero que con algo de esfuerzo lograba poner en orden, mientras sonreía con cierto aire victorioso – lo logré – dijo mientras se recostaba en la cama – ahora es momento de saber dónde andas, idiota –

Hospedaje BBA, comedor principal -  Noviembre 8, 8:34 pm

Los equipos que apoyaban a la BBA se mantenían en la ciudad a la espera de noticias sobre la seguridad y el siguiente torneo que sería en pocas semanas, todos entrenaban y convivían mientras llegara el momento de ser rivales nuevamente. Sin embargo, había un acuerdo en común entre todos…

- ¿Todavía no aparece el traidor? – preguntaba Steve –
- Juddy dice que no han podido contactarlo – dijo Emily – al parecer cambió su número y en su dirección no responden nada –
- No pudo haberse esfumado – replicó – debe aprender una lección –
- Y tú, ¿el árbol de la rectitud se la enseñarás? – preguntó Yuri sarcásticamente mientras entraba con su grupo - ¿o acaso lo extrañas de cierta forma? -
- Cuida lo que dices – escupió enojado Steve –
- Entonces preocúpate por tu entrenamiento y deja de pensar en aleccionar a alguien -
- ¿No será que el que está interesado en el traidor es otro? – burló el joven –
- Si quieres seguir con el juego de insultos, hazlo – dijo Yuri serenamente – yo solo hablo por lo que sé, ustedes lo odian, se les nota por encima – expresó en voz alta para llamar la atención de todos –
- Tú…. – dijo Steve –
- Suficiente con esto – intervino  Romero algo serio – hemos venido aquí a discutir soluciones no ha a pelear entre nosotros, compórtense – ordenó molesto por la actitud de los jóvenes  -
- Al parecer no dejan el tema – dijo Hitoshi escuchando el reclamo de Romero mientras entraba al comedor – en fin, les tengo un anuncio; la próxima semana se dará el calendario para el torneo de fin de año, será el primer evento de apertura para la nueva BBA – comentaba mientras miraba a los grupos algo serios – si quieren dar lo mejor de sí, entrenen mejor que nunca – mañana daré la lista  de los equipos y de las reglas –

La gran mayoría asintió mientras el joven Kinomiya se retiraba….

- Esto si son buenas noticias, Julia, Raúl no podemos perder tiempo – llamó a los chicos con cierto euforia –
- Por fin habrá algo de acción – decía Rick mientras se estiraba –

BBA, oficina principal – Noviembre 9

8:10 am

- ¿Cómo ha ido todo con los chicos? – preguntaba el señor Daitenji a Hitoshi –
- No puedo decir que de maravilla pero la situación es estable – dijo algo cansado –
- ¿Y Kai? –
- Encerrado hasta nueva orden – dijo el joven – no suena bien pero al menos lo mantengo alejado de otro problema –
- Supongo que sí, aunque debe ser duro para él – suspiró un poco el mayor – Hitoshi… - agregó pensativo y apoyando sus manos en su bastón –
- ¿Pasa algo? – preguntó el otro al notarlo algo tenso –
- ¿Te recuerda algo escuchar Susumo y Mariette Hiwatari? –
- ¿Hiwatari? ¿Acaso? – dudaba un poco Hitoshi –
- Quizás Tatsuya si los recuerde – atinó a decir el señor Daitenji –

Doyo Kinomiya, 8:56 am

- No me parece buena idea que salgas sin permiso – decía Daichi mientras veía a Kai bajar con algo ropa en sus manos –
- Tengo permiso – respondió algo aburrido mientras sacudía un abrigo verde oscuro y sacaba una boina negra – el abuelo quiere que salga –
- ¿En serio? – dijo el pequeño mientras veía al otro colocarse las prendas -
- Sabía que encontraría algo para acompañar el atuendo – sonreía el abuelo Ryu llegando con los chicos – está comenzando a hacer frío así que a nadie le parecerá extraño – comentó extendiéndole unos lentes de fondo café a Kai –
- ¿Y esto es para? – dijo algo extrañado –
- Si ves a alguien conocido muy cerca, úsalos – dijo - ¿y tú? ¿vienes o te quedas entrenando? – habló al pelirrojo –
- Obviamente saldré con ustedes – dijo contento – no me lo perdería –
- Siempre y cuando no sea un desastre – dijo casi en susurros Kai –

El abuelo Ryu había pensado en una manera de hacer que el chico no se encerrara, si bien su seguridad era lo primero en el fondo sabía que él se había resignado porque no tenía más opciones ni argumentos para protestar o salir ganador. Y la convivencia que tenían le demostró que a pesar de todo seguía siendo un niño así ocultara sus emociones…. Así que mientras lo ayudaba con la rutina de entrenamiento se le ocurrio que podría salir si cambiaba un poco su estilo y pasaba desapercibido por ello le pidió que buscara algo que nadie le haya visto usar… Tatsuya por su parte no le pareció mala idea así que también aportó a la idea y le trajo ropa diferente…

Viéndolo ya arreglado de otra manera, sin sus zapatos de antes y con colores más neutros y oscuros le pareció incluso más maduro pero también más sencillo…

- Me acabas de recordar a alguien – dijo sonriendo –

El chico asintió algo confuso sin saber qué decir o hacer con respecto al comentario…recordó un poco la vez que salió y llegó a la escuela donde esta Takao, no fue difícil llegar y tampoco la situación era como ahora…pero había elegido salir con un atuendo diferente en ese momento…y ahora estando más delgado lucía muy diferente al chico que fue sacado a patadas de la BBA hacia unos meses…

Pisó la calle y un repentino sentimiento lo invadió… no era malo, pero si se sorprendió al ver que aquellas estelas de luz volvían tan titilantes como siempre….

- ¿Pasa algo? – pregunta el abuelo –
- No,  - dijo mientras lo miraba ocultando un poco su sorpresa – solo que ya podré estar seguro si me siguen – comentó –
- ¡Regresó tu habilidad! – gritó emocionado Daichi mientras saltaba a abrazarlo y casi empujando al otro –
- No me sujetes así, ya basta – reclamó enojado Kai mientras intentaba soltarse –
- Y también tu forma mala – comentó riendo el chico –
- Hmmm…. - 

CONTINUARÁ

____________________________________

Notas:

1. Todo lo que esté en cursivo son pensamientos de los personajes, no lo hablan, lo piensan. Pero ya sabemos que Rei puede escucharlos, así que ya Kyo sabe que debe tener cuidado.

2. No aseguro cuándo saldrá el capítulo 20, no he comenzado a hacer la redacción en sí, apenas termino de escribir el 19.

3. Gracias por sus lecturas y apoyo.

domingo, 21 de octubre de 2018

Adelanto - Tracker Chapter 19

Al parecer la espera será más corta que la última vez, 😄

El siguiente capítulo será un poco reflexivo y algo extenso creo... sigue en proceso, conoceremos detalles curiosos y bueno, como la última vez les dejaré un avance del trabajo en proceso del capítulo para acortar más la espera.


_____________________________

Proximanente
Chapter 19

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::.

Y ahora que su primer apoyo estaba perdido se sentía algo extraño y por ello escribía tantas cosas de su habilidad ahí; quería desahogar todo lo que le partía el alma al menos con una hoja… no podía dejar que su apatía lo hiciera perder el control de algo que ya manejaba por completo sin contar con esa curiosa e infantil ilusión de poder ayudar a Takao a volver si él lograba localizarlo…

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


- Claro que lo recuerdo – sonrió entusiasmado – 
- Bueno, lo que vas a escuchar tiene que ver con eso – dijo Max mientras se le acercaba y le mostraba una pequeña burbuja que flotaba en su mano – 
- ¿Cómo puede estar flotando? – preguntó el jefe sorprendido – acaso…. – 
- Sí, la historia se hizo realidad – dijo Rei mientras tocaba la burbuja la cual se mantenía intacta – 
- Entonces si Max puede hacer eso…. – decía perplejo – 
- ¿Por qué crees que supe qué pensabas? – 
- ¡Ah! – exclamó – es demasiada información junta – dijo tocando sus sienes – chicos acabo de cerrar la nueva programación, perdonen pero solo no lo esperaba – 
- Descuida, antes tuviste una reacción muy normal – dijo Rei – 
- Supongo, ustedes pueden hacer cosas grandiosas – dijo el jefe algo sonriente – 
- Tu eres un genio también – dijo Max - ¿qué sería de nosotros sin ti? – 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Apuntes

Aquí ya se mostrarán todas las habilidades del equipo y parte de sus sentimientos con respecto a todos los eventos que los han golpeado.

Nos veremos en unos días con un capítulo.

jueves, 4 de octubre de 2018

Rastreador - Chapter # 18

EPISODIO # 18

Rei Kon: quien escucha el corazón de todos

Previamente…

- Espera un segundo…. – decía el aludido algo confuso - ¿a dónde quieres llegar con esto, Kai? – 
- Que tú también tengas algo diferente – dijo el chico mientras lo miraba detenidamente – por eso me he sentido bien – añadió mientras recordaba su estancia en el hospital – jefe, ahora si tenemos que hablar – dijo Kai mientras se sentaba – ya somos tres o más – 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Doyo Kinomiya, 02 de noviembre,  9:50 pm

- Es un alivio saber que tenía razón sobre ti – decía Kyo con una sonrisa – pero entonces, ¿por qué huiste ese día que te vi en el supermercado? –
- No quería hablar con nadie, de hecho todavía no  quiero – dijo algo serio – quizás fueron cosas del destino que llegaras mientras el enano me molestaba y te dieras cuenta –
- ¿A quién llamas enano? – replicó el chico –
- Debo admitir que también han pasado muchas cosas – comentó el jefe – y no me esperaba que ahora tengan habilidades – dijo pensativo – ¿desde cuándo la tienes, Kai? –
- Eres el primero que lo pregunta – dijo algo sorprendido – o eso creo – añadió pensativo – pero en mi caso ya llevo un par de años sabiendo cómo encontrarlos – dijo –
- Es muy curioso que hasta ahora los demás las despierten – dijo Kyo frunciendo el ceño – espero que no haya problemas mayores a los que ya hemos tenido –
- Espero que tampoco, sino es posible que también asuman que fui yo – comentó Kai algo serio – pero aquí lo importante ahora es saber que Daichi también es parte de esto –
- Fue casualidad, de hecho quizás la herida del jefe no era nada – decía nervioso el chico –
- Sí, claro – dijo Kai algo serio – deberías asumirlo, la herida del jefe no eran tan superficial, necesitaba sutura –
- No me digas eso – dijo el pequeño mirando sus manos –
- ¿Por qué te asustas? – preguntó Kyo – si puedes curar, antes deberías ser feliz – añadió mientras el Kinomiya mayor entrada algo preocupado –
- Escuché un estruendo – dijo mientras notaba la presencia del invitado sorpresa - ¿Kyo? – comentó perplejo –
- Descuide señor Kinomiya – dijo el chico – estoy del lado de Kai, no hay problema – añadió con una ligera sonrisa mientras le veía -

………………………………….

Zona de entrenamiento, sede BBA – 3:40 pm

Los White Tigers habían acordado entrenar un poco para la nueva temporada, a lo cual Rei se les había unido…

- Es raro verte con nosotros – decía Mao algo sonriente - ¿qué pasó con los otros chicos? –
- Takao sigue de viaje y los otros al parecer no les apetece venir hoy – dijo Rei algo mientras hacía algunas flexiones –
- Y pensar que antes eran más unidos – dijo Ray – pero supongo que son cosas que pasan cuando no saben elegir a sus compañeros – pensó mientras apartaba la mirada –
- Quizás debamos pensar a quien incluimos en el equipo en el futuro – dijo Rei algo serio como si hubiera escuchado –
- No te preocupes por eso – dijo Mao – cuando regresamos a China puedes venir y relajarte un poco – añadió mientras le tomaba la mano – y de paso podemos hablar solo nosotros – pensó algo tímida -
- ¿Eh? – se cuestionó el joven –
- No he dicho nada, Rei – respondió la chica –
- Perdona, creí que habías dicho algo más, me distraje pensando en el equipo –
- No te preocupes por eso – sonrió ella – vamos a seguir un rato más acá y luego cenaremos en el hospedaje ¿nos acompañas? –
- Por supuesto – contestó sonriendo – no me lo perdería –

Un rato después el grupo se retiraba se la zona de entrenamiento en medio de bromas y comentarios ligeros sobre sus planes para mejorar y llegar al primer lugar…

- Este vez todos estaremos juntos – decía Kiki – aunque quizás tengamos ventaja sobre ustedes, Rei – pensó algo malicioso
- Al parecer tienen todo bien pensado, en cambio nosotros todavía no comenzamos una estrategia viable – dijo Rei percatándose de las silenciosas palabras de sus compañeros – pero estaremos bien –

Esto último dejó algo sorprendidos a sus viejos compañeros. Sin embargo, eligieron no comentar nada más sobre el tema y seguir su camino.

Akenobo,  03 de noviembre, 7:45 am

- ¡¿Cómo pudieron ser tan descuidados?! – regañaba Hitoshi muy molesto  -
- No es para tanto – replicó Daichi – no pasó nada grave, al menos fue alguien que no va hacer nada –
- ¡Pudo haber sido otra persona! – increpó el joven algo furioso - ¿qué tal que no hubiera sido Kyo? –
- Hitoshi, es muy temprano para estar gritando – dijo su padre – no pasó nada malo, antes tenemos un compañero más – sonrió –
- Papá esto es serio –
- ¿Quién se está riendo? – repuso el mayor –
- Hitoshi  - intervino Kai – no hay necesidad de ser tan dramático – añadió – dudo que alguien quiera hacerme algo, quizás les hace más provecho tenerme lejos –
- Eso es lo que crees – dijo mientras se sentaba y respiraba profundo –
- ¿Hay algo que no sepa? –
- Kai, ¿sabes cuantos están esperando verte para darte una paliza por lo que hiciste? –
- Espero un segundo,  - habló Tatsuya - ¿estás diciendo que esos chicos tiene pensando ajustar cuentas de eso modo? –
- Así es – dijo serio  - me enteré hace poco pero no quise decir nada -  admitió –  ¿por qué crees que no quiero que salgas solo? –
- No es que no me pueda defender – dijo Kai algo serio – he lidiado con muchos así antes –
- No quiero escuchar eso ahora – replicó Hitoshi –
- Supongo que el regaño será largo – dijo Daichi mientras comía un pequeño pudin –

Casa de Kyo, 9:56 am

Luego de un día de sorpresas y un poco de desvelo Kyo había regresado a su hogar en medio de la noche tras una larga conversación con Kai y Daichi sobre lo ocurrido realmente con el sabotaje en la BBA y la imposibilidad del chico de comprobar su inocencia…

Sonreía con felicidad, sabía que no podía estar equivocado, sabía que tantos años de conocerse y sufrir casi en conjunto harían de Kai alguien de confianza en cierto modo y más grandioso saber que fue el primero del grupo exento en conocer su habilidad; que había ocultado por mucho tiempo… sin embargo, todavía tenía muchas preguntas y cosas por aclarar, pero un llamado le hizo armarse de paciencia y sigilo….

[[Flash Back]]

- Pero, no puedo creer que haya pasado tanto en tan poco tiempo – decía sorprendido el jefe – no puedo esperar a saber que más ha pasado, y ¿dónde está Takao? ¿En serio se fue de viaje? – 
- Respira un poco – dijo Daichi algo apurado – casi todo lo que ha pasado nos ha golpeado y todavía ni nosotros mismos sabemos cómo dar una explicación – 
- Aparte no es conveniente que pases mucho tiempo aquí – añadió Kai – 
- Por eso no hay problema – dijo Kyo – nadie sospecharía que estuvieras aquí – 
- Quizás, pero es mejor no ser tan confiados – agregó – ven otro día, si quieres  - 
- ¿De veras? – 
- Aprovecha que te invitó – dijo el pequeño pelirrojo – 

[[Fin Flash Back]]

A su juicio, Kai estaba algo cambiado, más que todo en su actitud hacia los demás, lo sintió más sociable y manejable pero también pudo verlo algo decaído y más delgado. Todo ello le hacía pensar en muchas opciones que involucraban su salud pero era más seguro que fuera algún efecto de su rara habilidad, llevaba más tiempo con ella y haberlo ocultado debió haber sido algo duro de llevar….
Habían acordado verse dentro de unos días, le prometieron contarle lo más que pudieran en el próximo encuentro, pues esa noche solo supo lo ocurrido con Kai y su habilidad pero no por qué había aceptado quedarse con Takao….

- Aunque Rei era algo más cercano con él, siempre ha sido Takao el que ha luchado por integrarlo – se decía pensativo – no debería extrañarme –

Noviembre 4, 8:34 am 

Sede BBA, área de entrenamiento

Rei siguió practicando con su viejo equipo debido a la ausencia de los demás, Max no respondía sus llamadas, Kyo tenía compromisos con la parte informática de la organización, Daichi no se animaba a venir desde que Takao estaba fuera…

- No puedo creer que sean tan irresponsables – pensaba – se supone que el torneo es en menos de un mes, nos sacarán en las preliminares –
- Te veo muy tenso, Rei – le escuchó decir a Mao –
- Supongo que no puedo disimular – sonrío apenado – es que es raro que los demás no vengan –
- ¿No has intentado llamarlos? –
- Lo hice, pero no funcionó – admitió serio –
- Al parecer te quedarás sin equipo, Rei – pensó la chica, pero Rei lo escucho tan claro como si hubiera sido dicho en voz alta –
- No digas esas cosas, Mao – dijo Rei sorprendiendo a su compañera – al fin de cuentas son mi equipo y debo intentar apoyarlo –
- ¿Eh? – Dijo ella contrariada – yo no he dicho nada, Rei –
- ¿Cómo qué no? – cuestionó el joven – acabas de decir que me quedaré sin equipo –
- Pero ¿cómo? – dijo ella casi sin creerlo –
- ¿Qué cosa? – dijo Rei confundido –
- ¿Qué pasa? – preguntó algo extrañado Ray – parecen que vieron un fantasma –
- No es nada hermano – dijo Mao yéndose – seguiré practicando un rato más –
- ¿Qué sucedió?  - preguntó de nuevo a Rei –
- Nada importante, quizás se sintió mal por algo que dijo – respondió pensativo –
- Es eso, o más bien te declaraste de repente – pensó su compañero algo risueño –
- ¡Por supuesto que no! – exclamó sonrojado Rei –
- ¿Qué? ¿Acaso qué dije? –
- ¿Tú también? – increpó Rei algo serio –
- El que está raro no soy yo o los demás,  - decía Ray algo serio – eres tú, ¿te pasa algo que no quieras decir? –
- No, la verdad me siento bien – respondió casi automáticamente – pero creo que son ustedes los andan extraños – añadió pensativo – me dicen las cosas y luego lo niegan, no es que me vaya a molestar si dicen lo que piensan así que no veo la razón para comportarse así –
- ¿Quién ha hecho eso? – preguntó confuso su compañero –
- Todos ustedes, desde ayer andan con rodeos – dijo serio – sé que cometimos un error dejando a Kai, pero eso no significa que merezcamos lástima o algo parecido, solo digan las cosas como son y así será mejor –
- ¿Te estás escuchando? – dijo sorprendido Ray - ¡Rayos, ahora Rei está alucinando! – pensó algo preocupado –
- Qué no estoy alucinando, ustedes lo han dicho – replicó el chico algo ofendido –
- Espera… - dijo casi asustado Ray - ¿acabas de leer mi mente? – preguntó algo alterado –
- Por supuesto que no – negó mientras se levantaba de su asiento –
- Entonces ¿cómo supiste que dije que alucinabas? –
- Lo dijiste ¿no? –
- ¡No! ¡Lo pensé! – gritó el otro – ¡Jamás lo dije en voz alta! –
- Pero…. –
- Rei, ¿qué estás escondiendo? – preguntó seguidamente – Mao si me dijo algo anoche, pero no creí que fuera cierto –
- Ahora el que no sabe de qué estás hablando soy yo –
- Al parecer Byakko te dio su bendición – intervino el maestro Tao algo sonriente – no creí tener vida para presenciar algo tan maravilloso  - añadió algo sonriente – sin embargo, muchacho no debes dejarte por tus impulsos ahora que tienes tan magnifico don –

Los dos chicos quedaron algo atónitos con aquellas palabras inesperadas….

En algún lugar en el futuro…

Perdido entre las luces de la desconocida ciudad, un chico de cabello azul y aspecto descomplicado se paseaba por las calles dirigiendo su mirada a todos los carteles que encontraba a su paso… a veces parecía seguro de su rumbo otras veces se perdía y su expresión de pánico era inconfundible…

Habían pasado varias semanas desde que llegó a ese lugar y no encontraba la forma de regresar a época,  veces lloraba de la impotencia pensando en lo que pudiera estarles pasando a sus amigos…sabía cómo habían sido acorralados y no podía creer que usaran sus propios poderes lastimarlos…

- Jefe, Kai…. – susurraba mientras miraba al cielo – lamento todo lo que pasaron, solo necesito tiempo para entender cómo regresar, quiero hacerlo antes que les pase algo… -

Diariamente leía los apuntes de sus amigos, Kyo le daba detalles de los hechos y Kai información sobre las habilidades, confesándole que aparte de ellos, los demás también despertaron poderes, pero los usaron para provocar el accidente que mató a Daichi que muy a pesar de su habilidad no logró sobreponerse al impacto….
- Debo admitir que Kai es muy observador, poder captar tantas cosas y describirlas incluso estando enfermo… - se decía algo impresionado – pero el tema del rechazo como reflejo…. – pensaba algo cansado – deberías poner un ejemplo más claro…. – sonrió nervioso mientras cerraba el cuaderno –

Se entretenía con los fragmentos de historia que contaban sus amigos, así que solía olvidarse de cómo practicar su regreso y cuando lo notaba lloraba de nuevo,  culpándose por ser tan distraído….

- Si no me pongo en serio, no volveré nunca – se dijo mientras tomaba aire y recordaba las primeras instrucciones leídas –

::::::::::::::::::::::::::

Noviembre 5 de 2005

Casa Mizuhara

- No creo que sea buena idea decirles a todos – cuestionaba el chico –
- ¿Por qué no? – preguntaba su madre – no es nada malo y menos raro –
- En algún momento se darán cuenta – agregó el señor Mizuhara – mejor que seas tú, quien se los diga, sobre todo a tus compañeros, llevaste todo el día de ayer evadiendo a Rei, ¿no es cierto? –
- Bueno si, pero es que no sé cómo decirle – admitió el chico algo nervioso –
- Habla con él primero y ya luego verás cómo hacer con los demás – dijo su padre – estoy seguro que se alegrarán mucho por ti –
- ¿Y si les da miedo estar cerca? –
- Qué tonterías dices – dijo Juddy – no eres un monstruo o algo parecido solo tienes una habilidad especial contigo, tómalo como un don para ayudar a los demás –
- Mamá – sonrió el chico – está bien, llamaré a Rei – anunció mientras el timbre sonaba – iré a ver quién es –

El chico bajó las escaleras hasta la entrada principal de la casa, su sorpresa fue grande al abrir la puerta….

- Lamento venir sin avisar – se disculpó el inesperado invitado – pero Max, tenemos que hablar y necesito que me escuches – pidió –
- ¿Rei? ¿Qué ocurre? – preguntaba algo sorprendido aún - ¿pasó algo grave? –
- No, pero si extraño – dijo mientras tomaba un respiro – no podía esperar a que contestaras, lo siento –
- Descuida, pasa – dijo el chico – realmente necesitamos hablar – admitió –

CONTINUARÁ.

::::::::::::::::::::::::::::::

Anotaciones para lectura:

1. Todo lo que esté en cursiva dentro de los diálogos corresponde a cosas que los personajes piensan pero no dicen. Se hace la aclaración porque al parecer Rei si los escucha tal cual como lo hubieran dicho en voz alta.

2. Tanto el Flash Back como el encabezado "Previamente" y algunas palabras de los diarios de Kyo y Kai también irán con letra  cursiva el cuerpo del texto y los diálogos ya los títulos van  en negrita.

3. No prometo nada pero el capítulo 19 está en curso actualmente.
__________________________

No siendo más me despido, hasta el próximo capítulo.


martes, 2 de octubre de 2018

Adelanto Tracker Chap. 18


Hola, llevan un tiempo esperando actualización, lamento la demora pero por cosas de la vida me he demorado en escribir el capítulo.

Solo vengo a comentarles que el capítulo está en proceso y en unos días podrán leerlo, pues no ha sido fácil desarrollar los siguientes eventos, ya que estamos hablando de una serie de casos y problemas que a medida que todo corre se encuentran...

Así que para alegrar un poco la espera, les dejaré un texto del siguiente desarrollo.

Sin más me despido y disculpen si han esperando demasiado.



_______________________________________

Próximamente.....

Chapter 18

"- ¿Qué? ¿Acaso qué dije? – 
- ¿Tú también? – increpó Rei algo serio – 
- El que está raro no soy yo o los demás,  - decía Ray algo serio – eres tú, ¿te pasa algo que no quieras decir? – 
- No, la verdad me siento bien – respondió casi automáticamente – pero creo que son ustedes los andan extraños – añadió pensativo – me dicen las cosas y luego lo niegan, no es que me vaya a molestar si dicen lo que piensan así que no veo la razón para comportarse así – 
- ¿Quién ha hecho eso? – preguntó confuso su compañero – "


________________________________________________

Apuntes: 

Como verán estaré usando los nombres de la versión japonesa.
Se darán una idea de la siguiente habilidad y quién la está despertando.

Nos vemos pronto.

domingo, 26 de agosto de 2018

Rastreador - Chapter # 17

EPISODIO # 17

Sumeragi Daichi: el chico que revierte los daños

Previamente…

- No te dejes llevar por malas emociones – susurraba Juddy mientras lo mimaba un poco para terminar de apaciguar sus ánimos – 
- ¿Qué pasó? – pregunto el señor Mizuhara entrando y viendo la escena – Juddy, ¿qué le pasa a Max? – decía mientras se acercaba a ellos – 
- No te preocupes, ya está bien – dijo ella mientras soltaba el abrazo para dejarle tomar al chico en brazos a su padre – mentiría si digo que no me asustó pero ya todo está bien – 
……………………………………………..

Doyo Kinomiya  - 02 de noviembre

- ¿Así que crees que puedo hacer eso? – le preguntaba Kai al pequeño Daichi algo incrédulo –
- No es una mala idea – decía el chico – y no me mires así – repuso –
- No me voy a disfrazar, estás loco – cruzó los brazos algo molesto – si quiero salir lo haré por la puerta delante de todos –
- ¿No escuchaste lo que el señor Tatsuya te dijo? – reclamó el pequeño –
- Si, ya lo sé, pero eso no me va a encerrar, ese viejo loco no podrá hacerme nada mientras no me atrape – replicó molesto Kai –
- ¿Por qué te gusta ser tan terco? – le cuestionó Daichi –
- ¿Por qué se entrometen tanto en lo que hago? – devolvió molesto Kai –
- Suficiente los dos – dijo el señor Ryuu algo serio mientras se acercaba a los jóvenes – no peleen entre ustedes, en este momento debemos estar calmados y pensar cómo arreglar todo esto - agregó mientras se sentaba y hacia una seña para que los chicos hicieran lo mismo – así que ahora se quedarán aquí sentados y no van a pelear, si los escucho de nuevo, tomarán el lugar de Takao en los entrenamientos de Kendou –
- ¡¿Qué?! – expresaron los dos al tiempo algo perplejos –
- Al fin se ponen de acuerdo en algo – dijo el mayor algo risueño – iré por algo de té – dijo y se retiró de la sala –
- Entonces – dijo Daichi rompiendo el corto silencio entre ellos - ¿entrenamos o buscamos una forma de salir sin ser descubiertos? –
- ¿Es en serio? – interrogó Kai algo sobresaltado mientras su acompañante le sonreía de forma inocente –

Casa Mizuhara… 9:13 am

Luego de una noche agitada para la familia, el nuevo día les recibió con algo de cansancio y algunas dudas sobre lo ocurrido unas horas antes pero no intentaron o preguntaron nada al chico en ese momento, sino que esperaron que despertara y estuviera más tranquilo para hablar y explicar qué pudo haberle pasado…

Y así tras un tranquilo despertar y silencio vacilante el chico habló a sus padres…

- La verdad no sé cómo podré explicar lo que pasó  - decía algo tímido -  pero les aseguro que no es nada malo, estoy bien – dijo algo nervioso –
- Si fuera algo malo – decía Juddy mirándolo – ya hubiéramos hecho algo para ayudarte, pero tal parece que no este no es el caso – dijo pensativa – hace un tiempo descubrí algo con tu Draciel, debo aceptar que me preocupó un poco al comienzo pero viéndote me di cuenta que todo estaría bien – dijo mientras lo abrazaba protectoramente –
- ¿Algo sobre Draciel? – preguntó curioso el chico –
- Sí, es una bestia bit muy antigua que estuvo dormida en el broche que te heredó tu abuela, pero despertó y se hizo tu compañero – decía algo risueña – y esa relación tiene sus efectos –
- Que ya pudiste apreciarlos – decía el padre –
- ¿Te refieres a lo que pasó ayer? –

El señor Mizuhara asintió mientras se acercaba a su hijo y le daba su blade….

- Draciel ha decidido darte una habilidad que solo tú puedes usar y por ello, solo depende ti qué hacer con ella – decía algo pensativo –
- Pero ¿cómo supieron sobre esto? – decía Max algo incrédulo – tanto los chicos como yo hemos tenido una época al tensa en la BBA y quizás lo que pasó ayer solo sea una descarga de tensión o algo así –
- También es posible pero es más certero que sea algo nuevo que este despertando en ti y todo esto lo haya detonado – argumentó Juddy muy segura – si gustas podemos hacer una prueba cuando te sientes listo –
- ¿Eh? ¿Una prueba? –

BBA – 10:45 am

Kyo y sus compañeros de tecnología estaban reunidos en una sala realizando el trabajo que les había encomendado el señor Daitenji…

Todo el grupo se encontraba en silencio, solo se interrumpía con el sonido constante de los teclados de los equipos en uso, casi sin parpadear e inmóviles del resto del cuerpo; todos buscaban arreglar las cosas, ir adelante del que fuera la cabeza del saboteo a su organización deportiva y lograr ganarle…

- Listo por este lado – dijo Emily algo cansada – no puedo creer que llevemos toda la mañana con esto – decía mientras se estiraba un poco –
- Parece increíble pero si,  - añadió Miguel haciendo una pausa – pero lo bueno es que pronto acabaremos y tendremos el mejor sistema de protección – sonrió algo esperanzado - ¿cómo vas Kyo? –
- Unos minutos más y listo, - dijo mientras escribía – luego tendremos que hacer la  prueba de vulnerabilidad de sistema y ver que tanto puede filtrarse –
- Eso sí, pero antes tomaremos un descanso – dijo Miguel – tengo los ojos dormidos –
- ¿Te unes al almuerzo con nosotros, Kyo? – preguntó Emily – de paso te relajas, has estado muy tenso, desde que Takao se fue de viaje –
- Claro, los acompañaré – dijo sonriente – en parte me preocupa que haya tenido que irse en un momento así pero bueno, supongo que si su padre se lo pidió no podía decir que no – comentó –
- Tienes razón, Takao muy poco ve a su padre, debió ser una gran oportunidad ese viaje – dijo la chica –

Momentos después el grupo salía de la sala con rumbo a la cafetería del lugar, entre charlas y bromas suaves hablaban de todo lo que había pasado con la sede y cómo cada grupo había ideado estrategias para no dejarse asaltar o ganar en las próximas competencias… Kyo se mostraba optimista en casi todas las ideas y propuestas, aparte quien coordinaba la logística de los G Revolutions era él, todo la organización de viajes y formaciones eran organizadas luego de un análisis y puestas en marcha tras los ensayos y puestas en batallas con los demás…

Parecía un trabajo duro para alguien que hasta hace un tiempo no hacia parte del mundo competitivo pero logró demostrar con creces de lo que era capaz y como aún con su tímida personalidad lograba ser escuchado, incluso por el más distante del grupo…

- Por cierto Kyo, ayer vi a Max algo cansado – decía Miguel - ¿ha pasado algo?
- Todo lo que ha pasado lo tiene algo preocupado, no solo es él, creo que somos todos – suspiró un poco – será cuestión de tiempo volver a calmarnos un poco –
- Supongo que tienes razón – dijo el otro chico – sino cuenta con nosotros para animarlos – añadió –
- Gracias por el apoyo – dijo algo tranquilo – de verdad creo que lo necesitamos – susurró mientras abría su caja del almuerzo –

Fue un almuerzo muy reparador y tranquilo, lo que venía en el resto del día sería más tedioso y esa rato en calma fue casi un regalo del cielo…sobre todo para el jefe de los G Revolutions, aparte del trabajo en la sede tenía su misión secreta de indagar sobre su compañero…
A las 2: 15 pm corrió el nuevo sistema de seguridad digital diseñado en la sede por los chicos, se podía comparar como un callejón sin salida para quien quisiera entrar y sacar información clasificada como confidencial o administrativa; tuvo algunas fallas de arranque pero luego  varios ajustes logro volverse resistente de cierta forma.

- ¡Lo logramos! – decían emocionados Emily y Miguel mientras saltaban –
- Por fin podemos descansar un poco – dijo Kyo –
- También tienes razón – dijo el otro chico – bastante que lo necesitamos -  el torneo de fin de año nos espera y no podemos llegar sin practicar – añadió –
- Han hecho un gran trabajo chicos – decía el señor Daitenji risueño – sin ustedes todo hubiera sido más lento aquí en la sede –
- No se preocupe sr. Daitenji – dijo Kyo – somos parte de la BBA y cómo tal  debemos ayudarnos entre todos –
- Supongo que tienes razón – sonrió el mayor – solo espero que de hoy en adelante podamos trabajar sin más preocupaciones –

Los chicos asintieron algo tranquilos; ya todo volvería a la normalidad, la tormenta que había llegado a sus puertas se acababa de terminar… al menos por ahora.
Kyo esperó unos momentos más para irse, tenía más planes para ese día, aunque solo restaban unos minutos antes del atardecer…

- Ahora si podré encontrarlo – se decía mientras marcaba un número en su móvil casi por décima vez en su camino  - no responde – suspiró algo derrotado – es tan obvio que no quiere responder, pero estoy seguro que sigue aquí, ese día estaba ahí – volvió a decirse para darse ánimos –

No era un misterio saber a quién buscaba con tanta insistencia, su consciencia no le permitía estarse tranquilo sin haber comprobado algunos detalles de todo el caos desatado, por algo se convirtió en el jefe de ellos, sabía leerlos, observar sus acciones y darse cuenta que tenían en mente, con él quizás era algo más complejo pero también lograba leerlo incluso más que a los demás…. Y en un atisbo de luz llegó a su mente un lugar que seguramente le daría las respuestas que buscaba sin parar….

Doyo Kinomiya, 7:30 pm

Kai y Daichi no pudieron discutir más en el día, bajo la advertencia de una rutina bizarra de kendo eligieron quedarse quietos y hablar solo cuando el mayor de los Kinomiya no pudiera escucharlos….

- A todas estas – decía el pequeño mientras cerraba un manga – ya casi es hora de la cena, ¿hoy si comerás algo? – preguntó a su compañero – ayer no quisiste ni tomar agua –
- Estoy bien – repuso el otro algo serio – no es necesario que te preocupes – añadió mientras tomaba un respiro –
- ¿Estás preocupado por Takao, no es así? – preguntó algo burlón el menor –
- Por supuesto que no  - replicó – sabe cuidarse y de paso hacer amigos –
- Si tú lo dices – comento Daichi riendo – pero es obvio que sí, te has esforzado en saber dónde puede estar y por eso te la pasas ido –
- Si no te molesta me gustaría que no tocaras el tema – dijo –
- No seas así – dijo Daichi –

Kai no le volvió a decir nada con respecto al tema, espero unos segundos y se levantó dispuesto a subir las escaleras…. Pero su marcha se detuvo al escuchar una voz familiar en la puerta principal…

- ¿Kyo? –
- ¡Ah, no puede ser! – dijo Daichi algo asustado - ¿qué se supone que hace aquí el jefe? –
- Ve y pregúntale – dijo Kai mientras comenzaba a subir –
- Entonces escóndete – dijo el chico algo apurado -
- No pienso correr – dijo Kai algo molesto –
- ¡Ah, no te pongas pesado ahora! – dijo el chico mientras le señalaba que subiera –
- No me des órdenes – replicó el aludido –
- ¡Entonces sube rápido! –
- Disculpen…. – una voz interrumpió su pelea – la puerta estaba abierta….. –
- Kyo…. – dijo Kai algo tranquilo –
- ¡Jefe! – gritó el pequeño Daichi - ¿qué te trae por aquí? – preguntó nervioso sin poder ocultar ya a su amigo – tú y yo tenemos que hablar – dijo mirando de reojo a Kai –
- Ya tuve suficiente con todo esto – dijo Kai mientras se alejaba –
- ¡No espera! – lo sujetó Kyo con fuerza – tenemos que hablar –
- Ya suéltame – dijo algo tenso – no hay nada qué decir, Jefe, si es que todavía puedo llamarte de así  -
- Pero por supuesto que sí, a diferencia de los demás no me voy a creer nada sin antes escucharlo de ti – insistió mientras lo jalaba con fuerza – así sea a las malas aceptarás hablar conmigo – terminó diciendo mientras su agarre se mantenía fuerte –
- Ya déjame en paz – replicó el chico intentando soltarse de Kyo –
- ¡Qué no! – gritó Kyo - ¡Ya te encontré y no voy a dejar que te vayas así no más! –
- Esto se va a poner mal – se decía Daichi – al parecer Kyo no ve con malos ojos a Kai pero es normal que él no se sienta a gusto con ninguno de los otros – pensaba mientras los veía discutir en la escalera – por cierto, deberían bajar y seguir peleando lejos de…… - se escuchó un golpe seco en el primer piso – la escalera –

El pequeño Daichi se apuró y llegó con los chicos, Kai estaba algo aturdido y Kyo se había lastimado la muñeca….

- ¿Están bien?  - preguntaba mientras los ayudaba a incorporarse –
- Define bien – dijo Kyo mientras sostenía su mano derecha –
- Al menos están despiertos – dijo algo tranquilo - ¿y tú Kai? –
- Bien, supongo  - respondió algo cabizbajo –
- Estás sangrando jefe – se alarmo el pelirrojo – iré por el botiquín –

Daichi salió y quedaron solo los dos en un silencio incómodo, pero Kyo aun con su dolor por el golpe, comenzó a hablar….

- Perdóname, no quise hacerte nada – dijo algo apenado – no lo tomes como un ataque – pidió algo triste – simplemente quiero que me escuches –
- ¿Por qué? –
- No eres el tipo de persona que haría algo así, ya sabes sabotear una agencia – dijo algo risueño – eres frío y algo seco pero yo sé que no eres malo –
- ¿A qué viene eso? – preguntó con cierto escalofrío era la primera vez que le decían que era un buen chico –
- Lo ves – dijo Kyo mientras sacaba un pañuelo y limpiaba algo de la sangre que salía de su muñeca – valió la pena haber esperado, mi instinto me decía que aquí podría saber de ti –
- ¿De verdad me estabas buscando? –
- Por supuesto que sí, soy tu jefe – afirmó – aparte estoy seguro que me viste antes –
- Supongo, si eras el perseguidor de la tienda – dijo Kai –
- Lo lamento – dijo – pero en verdad quería hablar contigo, aunque no sé por qué no me sorprende que estés aquí –
- No le vayas a contar a nadie – dijo Daichi mientras se sentaba y abría el botiquín – el abuelo Ryuu está cuidándolo, y su situación no es nada fácil –
- No hables de más – replicó el otro –
- Es la verdad, Takao se ha esforzado mucho también para protegerte, y si Kyo te ha buscado con buenas intenciones, es mejor que lo sepa –

Kai solo se cruzó de brazos mientras dejaba que el chico le comentara lo ocurrido desde su llegada al doyo, mientras intentaba curarlo….

- ¡Auch! – gritaba Kyo mientras alejaba su mano – duele demasiado –
- Esto es más serio de lo pensé – dijo Kai mientras observaba su muñeca – creo que deberías ir a un hospital, no ha dejado de sangrar  -
- No me asustes por favor – dijo Kyo casi llorando –
- Tiene razón – intervino Daichi tomando una gasa – no creo que sea grave pero es mejor que lo atienda un médico – comentó mientras limpiaba y comenzaba a hacer presión en la herida que estaba algo profunda –
- Ahora me está picando – dijo Kyo luego de unos segundos –
- ¿Qué? – dijeron Kai y Daichi al tiempo –
- Es en serio, ya no me duele tanto, pero si me pica –
- ¿Estás seguro que solo fue la muñeca? ¿No se habrá golpeado la cabeza también y ahora está alucinando? –
- No, no creo – dijo Kai –
- Oigan – reclamó Kyo – les estoy diciendo la verdad, ¿no le pusiste nada a la gasa antes de usarla? – preguntó algo acusador a Daichi –
- ¡¿Por quién me tomas?! – respondió el chico – Kyo retiró lentamente la compresa de gasa para poder observar que le ocurría….

- ¿Dijiste que era una herida algo profunda? –
- Sí –
- Pero, es que no la veo – dijo algo sorprendido –
- ¿Cómo que no la ves? Si está ahí – dijo Daichi mientras le jalaba el brazo –
- ¡Con cuidado! – pidió el jefe –
- ¿Eh? – dijeron al tiempo –
- Ya no se ve – dijo Kai –
- Pero ¿qué está pasando? – decía el pequeño –
- Kyo, dijiste que sentiste algo ahora mismo en la herida ¿cierto? – preguntó Kai –
- Sí, me picaba, pero ya casi no – dijo mirando su mano ya curada -
- Fue como cuando desapareció mi dolor de cabeza – recordó Kai algo pensativo – y fue Daichi quien me tocó en ese momento… -
- Espera un segundo…. – decía el aludido algo confuso - ¿a dónde quieres llegar con esto, Kai? –
- Que tú también tengas algo diferente – dijo el chico mientras lo miraba detenidamente – por eso me he sentido bien – añadió mientras recordaba su estancia en el hospital – jefe, ahora si tenemos que hablar – dijo Kai mientras se sentaba – ya somos tres o más –

CONTINUARÁ.

______________________________
ANOTACIONES:
Y pasaron más de dos meses antes de sacar un nuevo capítulo....perdón por la espera.

De aquí en adelante, veremos como se van descubriendo muchas cosas que han estado ocultas de los chicos y su relación con las Bestias Bit legendarias....mientras Takao organiza su mente y encuentra el camino de regreso a casa antes que pase lo peor de acuerdo a los diarios de Kyo del futuro. Sin embargo, el pasado ya comenzó a cambiar....

Nos veremos en el próximo episodio.